Reflexiones/ Reflections

29 de enero 2014

No se limite a oír, escuche. Atienda y entienda el significado de las palabras dialogadas. Las palabras son más que sonidos organizados; son amor, la comprensión, la compasión, la ira, el miedo, la pasión, la tristeza, la felicidad, el dolor. CUALQUIERA puede oír, pero no todo el mundo puede escuchar. Escuchemos a las personas y escuchemos a la tierra. El escuchar nos permite entender cuando alguien ha sufrido lo suficiente. Esto nos permite ver más allá de nuestros propios sonidos organizados, nos permite conectarnos con las personas y la tierra. La tierra habla, llora, llora porque pensamos que es una máquina que simplemente produce sonidos. No lo es. Ella habla más profundo que cualquier charlatán de sonidos organizados. Ella es la música, que debe ser sentida para entenderse. ¿Conseguiremos escuchar a la tierra cuando no logramos escucharnos entre nosotros mismos? Somos una fastidiosa sociedad de charlatanes, hablamos para ser oídos, y eso es todo lo que hacemos, oír. El silencio a veces puede ser más fuerte que las palabras, el silencio escucha.

January 29, 2014

(Same as above in English)

Don’t just hear, LISTEN. Derive meaning from words spoken. Words are more than just organized sounds; they are love, understanding, compassion, anger, fear, passion, sadness, bliss, pain. ANYONE can hear, but not everyone can listen. Listen to people and listen to the earth. Listening allows us to understand when someone has had enough. It allows us to see beyond our own organized sounds, it lets us connect with people and the earth. The earth speaks too, she cries, she cries because we think she is a simple sound machine. She is not. She talks louder than any eloquent speaker of organized sounds. She is music, she must be heard to be understood. Am I a dreamer? Can people listen to earth when they cannot listen to each other. We are a big loud chatterbox, we talk to be heard, and that is all we do, hear. Silence can sometimes be louder than words, there is a reason for that, silence is listening.

25 de enero 2014

Reflexión de una señora mayor: “En la vida hay que hacer tres cosas;  plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.” No estoy completamente de acuerdo, pero es interesante. Ella no tuvo la oportunidad de hacer ninguna de las tres cosas. No se notaba muy triste hasta que me brindo ese consejo. Después me conto que estaba un poco frustrada, pero no se arrepentía de la vida que había disfrutado. Es muy interesante ver como los seres humanos reaccionan una vez que llegan a la vejez. Pienso que en esa etapa de la vida uno se autocastiga por todos los errores que cometió. La vejez  regala tiempo y soledad. Creo que la condena más grande debe ser castigarse por las cosas que uno no hizo cuando tuvo la oportunidad. También castigarse por no demostrarle amor a sus seres queridos. O quizás por no pedir perdón, y reconciliar relaciones. Diría que lo más desconsolante seria saber que nunca nos reconciliamos con las personas más cercanas a nosotros,  por orgullo. A todos nos llegaran los días de soledad. No sabemos si existe algo después de esta vida, no sabemos si en algún momento nos volvamos a reencontrar  después de la muerte. Pero si existe otro lugar en el más allá, espero poder abrazarlos a todos sin pedir perdón por mis errores en esta vida. Los resentimientos de esta vida que se solucionen antes de pasar al otro sueño. Y como dice el dicho: “guardar rencor es como tomar veneno y esperar a que muera la otra persona.”

20 de enero 2014

Durante mi descanso salí a caminar, cuando camino pienso y observo mucho. Hoy pensaba y observaba: ¿las personas le tienen miedo a las sonrisas? ¿Vivimos en tal estado de paranoia que pensamos que cada desconocido tiene el potencial de hacernos un daño? Yo no lo creo. Pienso que podemos regalarnos sonrisas, no tiene nada de malo. Todos tenemos malos días, algunos más que otros, pero creo que tiene que ser una regla, si te conceden una sonrisa, no te asustes, devuélvela. Amor principalmente, amor incondicional. No solo existe el amor monógamo, puede existir el amor a la humanidad, el amor a la vida, el amor comunal.

18 de enero 2014

Hay una cierta libertad en no tener un celular. Me siento libre. Esas constantes notificaciones, mensajes de texto, llamadas, me mantenían fastidiada. A limpiar toda la negatividad de mi vida, y empiezo por ese pedazo de tecnología adictivo, por ahora me libro de eso. Quiero menor cosas, las cosas pueden llegar a causar mucha ansiedad. De ahora en adelante, a tratar de minimizar el tiempo que se pasa con COSAS en las manos (sin ser un libro), y más tiempo para sonreír, ejercitar y hacer cosas que me motiven. No me estoy aislando, simplemente me estoy aliviando por un tiempo, hasta que puede controlar ciertas ansiedades.

11 de enero 2014

Hoy me dormí, me tuvo que despertar mi madre. No llegue tarde a trabajar gracias a mi madre. Mi madre me hizo un desayuno para llevar. Me olvide del desayuno. Mi madre me trajo mi desayuno al laburo. Gracias por todo lo que haces por nosotros mami. Hoy mientras corría para llegar a tiempo a trabajar pensaba “¡gracias mama!” Puedo ser una persona poco expresiva pero cuando digo algo o demuestro afecto es siempre de corazón, y nadie mejor que mi madre sabe eso. Soy una de esas personas afortunadas, cuando tenga 80 años y me pregunten sobre mis viejos, les diré lo dichosa que fui.

27 de octubre 2013

He madurado mucho, he aprendido a no culpar a los demás por no poder hacerme feliz, he comenzado a quererme más a mí misma, he aprendido mucho gracias a esas personas que me abandonaron cuando más las/os necesite. Todos somos diferentes y todo el mundo pasa por tu vida por algún motivo. Hay dos personas que fueron muy valiosas en mi vida, ninguna de los dos pudieron continuar a mi lado, tuvieron sus razones, son dos seres humanos grandiosos, daría la vida por cualquiera de ellos. No tengo rencores, lo contrario, tengo mucho que agradecerles, si no fuese por ellos nunca me hubiese dado cuenta de lo mucho que podía seguir perdiendo si no mejoraba YO.

27 de septiembre 2013

Como son las cosas de la vida…Yo en la oficina escuchando música para meditar y pensando en hacer yoga, o de irme a un retiro. ¿Y quien entra a la oficina? Un maestro de yoga. Hablamos como por 45 minutos y me enseño unas cuantas cosas muy interesantes. Hablamos sobre la historia del yoga y sobre la espiritualidad, me transmitio mucha paz. Poder mental/ salud mental es el camino a la felicidad. No importa cuanto trabajes en tu fisico, si no sanas tu mente tu fisico deteriora. La felicidad es tu responsabilidad, nadie te la puede brindar.

25 de septiembre 2013

Conocí a una señora súper feliz en la biblioteca. Me hablo un poco sobre su vida y me dijo que había perdido mucho peso, se había tomado unas vacaciones y había empezado a correr nuevamente. No puedo explicar el nivel de felicidad que ella llevaba, era demasiado, admirable. Que hermoso cuando alguien renace y aprende a primero amarse completo. Ama a esa persona que eres, ámala y ella no te defraudara.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s